Blog - Entrada

Pluses Blue: excelencia

Se habla mucho de excelencia. Excelencia en los servicios, la excelencia del producto, la excelencia en la gestión.

Excelencia es un término sin el que, a día de hoy, no se entienden los procesos.

Antiguamente, cuando la producción era artesanal, la excelencia se percibía en cada detalle del producto, por la sencilla razón de que el artesano estaba presente en cada momento de todo el proceso de producción, desde el comienzo hasta el final.

¿Que hoy no te encuentras algo así? Prueba un zapato de la marca Testoni.

Pero volvamos a la excelencia.

El reto de la empresa actual es la de traspasar este espíritu del cuidado por el detalle a sus procesos internos.

¿Qué supone?

  1. Todos los implicados deben respirar la misma cultura organizacional, sus principios, sus directrices, sus aspiraciones de calidad y sus consecuencias.
  2. Sentir el orgullo del trabajo bien hecho, una deontología profesional que respira en la autenticidad y la responsabilidad.
  3. Trabajar el esfuerzo de alcanzar lo mejor que se puede aportar al cliente, porque, como dice Mercadona, este es el jefe.
  4. La gestión de la calidad es la gestión de la confianza del cliente.

La excelencia, cuando se cree en ella y no es un mero sello de marketing vacío, es una directriz de vida, de lo contrario solo es simple imagen, y esta envejece pronto.

 

COMPARTE: